MENÚ

Un día en Petra (Jordania) – Historia y Fotografía

Estoy muy contento de publicar esta última aventura. Un viaje sin igual, que ha dejado huella por su intensidad y significado, un día en Petra (Jordania), descubriendo la capital Nabatea.

Bueno, el objetivo principal de este post es descubrir juntos esta maravillosa ciudad. Pero lo quiero hacer a mi modo, siendo fotografo de bodas, me gusta fotografiar personas, con el objetivo de trasmitir un mensaje con cada fotografía. Por eso, en esta ocasión vamos a pasar un día en Petra a través de las fotos de esta pareja especial.

Algunas informaciones sobre Petra

Es una ciudad muy antigua, sus orígenes cuentan con unos dos mil años de antigüedad, pero su peculiaridad es que ha sido completamente excavada y esculpida en la roca ¡Completamente a mano!

Y no solo eso, esta roca tiene algo muy especial, a nivel fotográfico el color rojizo que podemos apreciar apenas entramos en Petra te envuelve y crea una atmósfera única, como si estuvieras entrando en otro mundo… un mundo de hace dos mil años.

Un día en Petra con los Nabateos

Fue habitada por los Nabateos en la antigüedad, una sociedad potente y desarrollada que se creó un buen nombre en la península arábiga gracias al comercio. Más adelante veremos con qué cosas comerciaban.

Petra se convirtió en la capital de los Nabateos. Famosa en aquel entonces porque resultó ser la única ciudad en el desierto con un importante sistema hidráulico y un sistema de drenaje que nos dice mucho sobre los Nabateos como una sociedad desarrollada.

Un día fue mas que suficiente para vivir y sentir cómo era la vida en Petra. Un viaje en el tiempo, como si estuvieramos recorriendola hace dos mil años. En la entrada nos encontramos circundados por las características rocas de Petra y aquí empieza nuestro día.

¿Listos para empezar el viaje juntos?

El SIQ

El SIQ (del arabe Cañón) constituye la entrada principal a la ciudad de Petra. Un camino oscuro y estrecho en algunos puntos poco más de 3 metros te llevan a vivir la atmósfera mágica creada por los colores intensos que se crean mientras la luz choca con sus paredes altas en el punto más alto 100 metros. Se formó hace millones de años como consecuencia de un fuerte terremoto que dividió la montaña en dos partes.

Impacto social

A los tiempos de los Nabateos El SIQ era la única entrada a Petra. Hay que decir una cosa, Petra en aquel entonces significaba comida, alimento pero aún más importante, agua para las caravanas que viajaban de oriente hacia las ciudades occidentales llevando consigo mercancías preciosas.

Claro, los Nabateos no ofrecían estos servicios gratuitamente, es más, pedían cifras exorbitantes y es gracias a esto, al menos en parte, que Petra se convierte en una rica y potente ciudad.

Ahora, adentrémonos en EL SIQ, con su luz filtrada en esa inconfundible roca rojiza, imaginando sentir los zuecos de los caballos de aquel tiempo que se detienen cansados, para una pequeña pausa…

Haz play aquí debajo para escuchar la música y vivir la sensación de un día en Petra

Musica: Jordan Critz – Fathers Land and Infinite

Al-Khazneh (El Tesoro)

Cuando poco a poco llegas al final del SIQ, se empieza a ver entre las pequeñas brechas del cañón una imponente estructura, hasta el punto que de repente, se abre ante a ti un espectáculo que deja a cualquiera sin palabras.

¿De qué estamos hablando? El Tesoro, un triunfo de detalles, simetrías y armonías con unas proporciones gigantescas.

Todavía hoy no se sabe exactamente que contenía Al-Khazneh. Se habla de él como un mausoleo, donde el Rey había escondido su tesoro por miedo a que lo robaran.

Imagina, escultores y trabajadores de hace dos mil años excavando y esculpiendo manualmente esta dura roca.

Donde una minuciosa precisión y la búsqueda de la perfección eran protagonistas. Así nace El Tesoro, una obra de arte de casi 40 metros de alto.

Una Joya de ingeniería

Esta obra es una joya de ingeniería. Excavada en la roca empezando del alto hacia abajo, al contrario del concepto que tenemos hoy de construcción. De este modo las rocas y los escombros que iban sacando funcionaban como andamios naturales, evitando así que escombros pesados cayeran encima de los trabajadores.

Si observamos con atención las incisiones y las decoraciones del Tesoro notamos un estilo ecléctico en los Nabateos, columnas florales y otras en estilo casi barroco.

Incluso podemos ver representaciones de la mitología griega como la diosa Nike y guerreras amazonas con la esperanza que protegieran el-Khazneh el-Farun (El Tesoro del Rey)

Un dato interesante, es que no obstante hayan pasados siglos, Petra continua a preservar sus viejas usanzas y costumbres. De hecho, hoy día camellos, asnos y caballos son los medios de transporte principales de los Beduinos.

El Té Beduino, un símbolo de hospitalidad

Una vez dejado a nuestras espaldas el Tesoro, nos adentramos en la verdadera ciudad de Petra, un mix de perfumes, tradiciones y usanzas con más de dos mil años de historia.

Descubrí algo que todavía no sabia, pero que me dejó sin palabras. Existe aún un pequeño grupo de Beduinos, que no han dejado la ciudad. Desde hace generaciones continuán a vivir aquí, en las cuevas, conservando su cultura.

De hecho como escribí antes, en los tiempos de oro de los Nabateos, Petra era el centro del comercio de perfumes y especias. Incluso hoy día, caminando por las calles rocosas de esta ciudad estos olores de mirra, ambra e incienso son protagonistas.

Estas historias me las ha contado una joven beduina, junto a su madre entusiastas de acogernos en su tienda mostrándonos hospitalidad con té caliente y contándonos historias que existen desde hace milenios.

El Teatro y la Tumba del Palacio

Prosiguiendo nuestro camino, casi camuflado en la roca, aparece El Teatro, en estilo romano (debido a la influencia que los Nabateos tuvieron de los Romanos en el Siglo I) una gigantesca estructura. El único teatro en el mundo esculpido en la roca, capaz de contener miles de personas.

Después, aparece la Tumba del Palacio, construida a imitación de un palacio romano.

Este detalle ha llevado a pensar que ha sido una de las últimas estructuras de la ciudad de Petra en ser completada.

La vista del Tesoro

Bueno, nuestro objetivo principal a nivel fotográfico era recorrer los casi 1000 escalones excavados en la roca para llegar a ver el Tesoro desde lo alto.

Un camino de casi una hora en medio de estas gigantescas montañas, asnos y beduinos. Pero sabíamos, o al menos algo dentro nos decía que habría valido la pena. Un escenario único… La vista del Tesoro desde el alto.

¡Llegamos! Y a recibirnos estaban los beduinos con una taza de té y café caliente, acompañados de la brisa y una vista fantástica.

Una emoción unica.

Última etapa…

El Templo Grande

Caminamos por unos 30 minutos por La Calle de las Columnas para llegar al Templo Grande.

Un edifico dedicado a las divinidades de origen pagano de los Nabateos.

Y esta fue nuestra última etapa de esta inolvidable historia de un día en Petra.

Y así, ya de regreso admiramos por última vez El Tesoro, esta vez con la mágica luz del atardecer, concluyendo nuestra aventura fotográfica a Petra de la mejor forma.

Bueno, si te ha gustado este post ¿Por qué no das una ojeada a esta Un día y una noche en Wadi Rum وادي رم (Jordania)

Si quieres seguir nuestros viajes, aventuras y últimos trabajos puedes seguirnos en nuestro perfil de Instagram carlospintau.

Comentarios

[…] – Salimos Petra, todo listos, las baterías de las cámaras están cargadas y ¡nos vamos dirección Wadi Rum! Dos […]

Yajaira Hernández De Jiménez

Espectacular!!

¿Te ha gustado este contenido?

MENÚ